15/01/2017

Entrevista de Gabriel Olivares para Libertad Digital: “La crisis ha traído cosas buenas al teatro español”

Por Laura Galdeano, 15-01-2017

“La crisis ha traído cosas buenas al teatro español”

El director y productor teatral de éxitos como Burundanga estrena la próxima semana la comedia La madre que me parió.


Gabriel Olivares es uno de los referentes del teatro actual en España. En Madrid, tiene cuatro obras en cartel; de gira por España, otras tantas. Hablamos de El nombre, El secuestro o Más apellido vascos, obras que gozan del favor del público y que han aguantado el paso del tiempo con frescura –Burundanga lleva seis temporadas ininterrumpidas en el Teatro Lara-. Un currículo de éxito en el que brillan comedias pero en el que caben thriller como Última Edición o terror como Verónica.

Olivares pasa – y esto se dice desde hace un lustro- por un momento dulce. Dicen que su “teatro comercial” funciona, un adjetivo del que no huye pero que no termina de asumir: “El teatro es eso mágico que ocurre entre el escenario y el patio de butacas, da igual el adjetivo que le pongas”.

“Hago dos tipos de teatro, uno muy personal como Our Town o Edipo Rey, y otro, digamos, muy comercial, que funciona muy bien como Burundanga. Me tomo ambos exactamente igual de en serio. Si solo hiciera un teatro muy de investigación me faltaría algo, al igual que si solo hiciese teatro comercial”.

El próximo jueves (18 de enero) estrena en el Teatro Fígaro de Madrid La madre que me parió, escrita por Ana Rivas, una comedia sobre las relaciones madre e hijas protagonizada por Marisol Ayuso, Esperanza Pedreño, Paula Prendes o Aurora Sánchez. “Creo que es una de esas funciones que da mucho gusto ver en familia porque hijos y padres se van a sentir identificados. Es un reparto que va mucho más allá de caras conocidas de la tele, aunque tampoco pasaría nada si así fuera”, asegura.

“No le hago demasiado caso a las críticas, ni cuando son muy buenas ni muy malas”, valora. “He asumido que lo que hacemos no le puede gustar a todo el mundo. Hago un trabajo honesto dando lo mejor que tengo”. Dice Olivares que su trabajo es el resultado de lo que ha vivido, incluida su formación en Nueva York. “Tuve la suerte de trabajar con la SITI Company, la compañía de teatro de Anne Bogart, creadora de los puntos de vista escénicos e impulsores del método Suzuki, y lo he traído a España”.

Pero éxito, reconoce, no va de la mano de cuentas corrientes que rebosan. “No creo que nadie en el teatro español se haga millonario. Los precios son muy asequibles, cualquier entrada de teatro en Londres o Nueva York cuesta tres veces lo que en España. No nos dedicamos al teatro por el dinero”.

“La gente dirá que el teatro español está en crisis pero yo creo que crisis y teatro son sinónimos”, afirma. Sin embargo, cree que esta situación ha obligado al sector a renovarse de forma muy positiva: “La crisis ha traído cosas buenas al teatro español. Hay un florecimiento de formatos, de espacios, de salas, del musical al monólogo… Los espectáculos ya no solo se sacan adelante a través de un productor sino que, de repente, actores se unen y hacen un espectáculo”.

Por el momento, Olivares no se plantea meter un pie en la televisión. “No puedo controlar mi historia con el teatro. Me absorbe mucho tiempo, me siento muy realizado y siento que puedo aportar mi granito de arena en el teatro español. La televisión no me seduce especialmente”.

 

[Enlace a la entrevista completa en Libertad Digital]

FacebookTwitterPinterest